PREGUNTAS FRECUENTES ANTIAGING

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por emailEnviar por emailVersión PDFVersión PDF

 

¿Dudas? Nuestras preguntas frecuentes le ayudarán a resolver sus dudas. Si no encuentra la respuesta, puede ponerse en contacto con nosotros y enviarnos sus consultas.

 

¿Es el antiaging un tratamiento para viejos?

De ninguna manera. Todos conocemos a personas jóvenes que se encuentran mal y aparentan mucha más edad de la que tienen y, a personas que teniendo más edad se encuentran en unas condiciones excepcionales. Lo que importa es el estado interno y externo en que se encuentre el sujeto y no la edad cronológica. Será después de obtener mediante las pruebas diagnósticas pertinentes una idea fidedigna del estado del sujeto cuando establezcamos un tratamiento adecuado para él.

 

¿Es el antiaging un tratamiento para enfermos?

No. El antiaging es un tratamiento para optimizar a la persona, para ponerla en forma. Hemos dicho que las personas aún teniendo sus valores hormonales dentro del rango de la normalidad, son susceptibles de mejorar, optimizar, su medio interno y externo. No obstante, si se encuentra enfermo nuestro tratamiento no interferirá con los otros tratamientos que tenga establecidos con su médico habitual, con el que estaremos encantados de colaborar.

 

¿Pueden beneficiarse las mujeres de un tratamiento antiaging?

Las mujeres sufren los mismos cambios metabólicos y corporales que los hombres con algunas peculiaridades. Así, mientras que el declinar de la función sexual en el varón se produce de forma progresiva, en las mujeres con la desaparición de los ciclos ovulatorios (menopausia) se produce un descenso de las hormonas sexuales (femeninas: estrógenos, progesterona y masculinas: testosterona) de forma abrupta. La deficiencia estrogénica también empeora la respuesta sexual, pero la administración exógena de estrógenos, no la mejora e incluso puede exacerbar los síntomas sexuales de la pérdida de andrógenos. Por el contrario, la toma de testosterona mejora la respuesta sexual de las mujeres.

 

¿Cuándo puedo ver los resultados?

Suele variar de unos sujetos a otros, aunque algunas personas pueden sentir los resultados en unos días a un par de semanas. A veces se manifiesta más que por lo que sientes, por lo que dejas de sentir; no te sientes cansado, enfermo, malhumorado,…En general puedes sentir los resultados entre 3 y 6 meses tras haber iniciado el tratamiento.

 

¿Qué beneficios puedo esperar?

Con el tratamiento antiaging además de los cambios metabólicos (disminución de glucemia, colesterol, triglicéridos,…) vas a experimentar un cambio en tu composición corporal hacia formas más juveniles: tendrás menos grasa y más masa muscular y ósea, lo que redundará en una mayor energía y resistencia, mejorando tu capacidad para las actividades deportivas. También notarás mejoría de la función cognitiva (memoria, capacidad de atención y de ideación), aumento de la libido y actividad sexual, disminución de la frecuencia de enfermedad y aumento de sensación de bienestar. Resumiendo, te sentirás más joven.

 

¿Cómo es posible conseguir estos beneficios con el antiaging?

La dieta, el ejercicio físico y el tratamiento hormonal suman sus acciones individuales sobre la composición corporal y el medio interno potenciando el efecto que cada uno de ellos ejerce por separado. Las hormonas, por su parte, son vertidas desde sus glándulas de producción al torrente sanguíneo llegando hasta el último rincón de nuestro organismo, donde ejercen su acción gracias a la presencia de receptores específicos (receptores del músculo esquelético y liso, endotelio vascular, intestino, hipotálamo, sistema límbico, cortex,…) para cada una de ellas.

 

¿Es seguro el tratamiento con hormonas?

Las hormonas son sustancias absolutamente naturales, ya que nuestro organismo las produce y posee receptores para que puedan anclarse y ejercer su acción. Para comprobar la importancia de las hormonas en nuestro organismo baste decir que la estimulación e inhibición de su producción se encuentra sometida a un triple control, por el eje hipotálamo-hipofisario, y a un sistema de retroalimentación controlado por la propia concentración de las hormonas en sangre.

 

¿No sería peligroso pasarnos de dosis en el tratamiento con hormonas?

Como es de suponer el tratamiento hormonal se realiza bajo estricto control analítico. Se realizan mediciones antes de iniciar el tratamiento y durante el seguimiento del mismo. Por otra parte, es importante insistir en que las concentraciones de las hormonas se mantendrán entre el 70% y 80% de las concentraciones normales para un sujeto con edad comprendida entre los 20 y 30 años y por tanto, siempre dentro del rango de normalidad.

 

¿Son seguras las dietas de muy bajas calorías (DMBC)?

Si lo son. Existen muchas críticas a la seguridad de las DMBC por su bajo contenido calórico. La energía proviene de 2 fuentes: de los alimentos que se ingieren y de las reservas internas. Las reservas de energía son enormes y ha sido calculado que una mujer de 60 kg tiene casi 115.000 kcal de reserva en su tejido adiposo, esto es suficiente energía para 80 días. La seguridad de la reposición de los alimentos en la fórmula de las dietas depende más de su composición en micronutrientes (hierro, calcio, vitaminas,…) y macronutrientes (hidratos, lípidos y proteínas) que de su contenido energético. Estas dietas, nutricionalmente completas, pueden ser consideradas como seguras.