TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DE LA OBESIDAD

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por emailEnviar por emailVersión PDFVersión PDF

Las indicaciones del tratamiento quirúrgico de la obesidad, cirugía bariátrica, deben quedar restringidas a sujetos con un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o superior a 40 kg/m2 o mayor de 35 si se asocian otras enfermedades (hipertensión, diabetes, dislipemias), pero también asumiendo ciertos requisitos de estabilidad psicológica y compromisos para el seguimiento por parte del paciente para garantizar un éxito a largo plazo (consultar nuestros precios de cirugía de la obesidad o reducción gástrica en Cádiz y Jerez en Contour Clinic).

 

La cirugía bariátrica presenta una baja tasa de morbilidad (menor de un 10%) y de mortalidad (menor de un 1%) anuales. Existen varios tipos de técnicas:

1. Técnicas restrictivas: consisten en la reducción del tamaño del reservorio gástrico e incluyen la gastroplastia vertical anillada (GVA) y la banda gástrica ajustable. Actualmente la técnica más ampliamente aceptada es la gastroplastia en manga (gastroplastia en Cádiz y Jerez en Contour Clinic).Las técnicas restrictivas sólo estarían justificadas en casos muy seleccionados, con IMC entre 35-40 kg/m2 y con alto nivel de comprensión para adaptarse a las rígidas exigencias que esta modalidad quirúrgica implica. Muy popular se ha vuelto la colocación del balón intragástrico, por su falta de complejidad técnica y por su carácter reversible, con una aplicación limitada en el tiempo (ver precios balón intragástrico en Cádiz y Jerez en Contour Clinic).

2. Técnicas mixtas: Con componente restrictivo y malabsortivo, están representadas por el by-pass gástrico asociado a reducción gástrica. Esta técnica permite que el sujeto tenga buena calidad de vida, con pérdidas notables de peso mantenidas a largo plazo (60-75% del exceso de peso).

3. Técnicas malabsortivas: Son aquellas indicadas en sujetos con IMC > 45 kg/m2, ofreciendo buena calidad de vida, con pérdidas importantes de peso a largo plazo (70-85% del exceso de peso), pero con un coste metabólico importante originado por deficiencias nutricionales serias que hay que vigilar de cerca (by-pass gástrico en Cádiz y Jerez).

 

Por ello, el seguimiento de las pautas alimentarias y la suplementación diaria de complejos de vitaminas y minerales (en especial hierro, calcio y vitaminas B12 y D) deben conformar parte de la educación nutricional que necesariamente deben recibir estos pacientes tras la cirugía y la monitorización analítica periódica para ajustar los tratamientos.

 

Es importante resaltar que todos los tipos de cirugía consiguen mejorar o resolver las principales enfermedades asociadas a la obesidad (hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia), de una manera proporcional a la complejidad de la técnica empleada.